Acampar en España

Acampar en España

Cada vez hay más demanda por lugares para acampar en España, por lo que se ha visto la necesidad de crear ciertas regulaciones

A veces no queda muy claro cuáles son los lugares en donde realmente se puede acampar. Se suele pensar que el terreno es de todos, que no existe propietario alguno que pueda protestar contra los campistas decididos que quieran aprovechar su estadía en medio de la naturaleza, sin hacer daño a nadie. Sin embargo, las cosas no son tan fáciles como se piensa. Evidentemente, esta suposición acarrearía hoy en día bastante controversia, ya que se espera que todo esté escrupulosamente regulado y cada cosa tenga su dueño. A continuación, ciertas aclaraciones en cuanto a las medidas para acampar en España, para que los campistas se mantengan informados.

Acampar en España

Acampar en España

Primero que nada, no existe la acampada libre. Así de claro lo pone Desarrollo y Sostenibilidad Turística de Turismo en España. Según esta institución, todo terreno tiene su propietario, ya sea alguna persona en particular, un municipio o incluso el Estado. Pero, ¿por qué es que se hacen tantas regulaciones con respecto a este tema? Ciertamente, parecería innecesario tanto embrollo solo por querer poner una carpa en algún paraje desolado para disfrutar de la tranquilidad del entorno. No obstante, el problema ocurre cuando las personas, que decidieron instalarse en estos Parques Naturales o áreas protegidas y en los montes de uso público, después terminan contaminándolo con la basura que dejan detrás, con lo cual el Estado, o quien quiera que sea el dueño de ese terreno en particular, tiene que pagar extra para poder limpiar o arreglar los daños acontecidos.

La única excepción vendría a ser Canarias, ya que al no tener campings funciona de distinto modo, tienes que sacar un permiso del Ayuntamiento para que así puedas acampar legalmente en su terreno. Esto, a su vez, se aplica en toda España. Se puede acampar, con tal de que sea en establecimientos reglados, en donde pagues a cambio de un servicio prestado. Autocaravanas de alquiler en España

Otra cuestión aparte viene con el uso de las autocaravanas. Aduciendo que aparcar no es lo mismo que acampar, se quiere así excusar el uso de estos vehículos para poder quedarse en cualquier terreno por un prolongado tiempo. Sin embargo, lo que ocurre con estos transportes es algo peculiar, ya que funciona como vehículo y como vivienda a la vez. Por lo tanto, en el momento en el que se utiliza como vivienda, se podría decir que deja de ser aparcada y pasa a ser acampada, y eso viene a ser turismo, algo que está prohibido así nomás en cualquier terreno.

Todo esto puede que lo haya dejado más que confundido. ¿Ahora dónde acampar? Es aquí donde entran las cuatro opciones más comunes y reconocidas por el Desarrollo y Sostenibilidad Turística de Turismo de España y la Federación española de empresarios de Camping:

  • Zonas protegidas o privadas: aquí es donde está terminantemente prohibido acampar. Se refiere más que nada a los parques naturales.
  • Zonas privadas especiales: a pesar de contar con un dueño específico, se puede pedir permiso para acampar.
  • Zonas establecidas como alojamientos: aquí sí se está permitido acampar, puesto que se hacen uso de ciertas facilidades y se paga por un servicio prestado.
  • Zonas de acampada libre: prohibidas en toda España, y toda Europa también.

Esperemos que con esta información tengan más claro dónde se es óptimo pasar la noche en la intemperie, puesto que regulaciones como estas pueden jugarnos una mala pasada si es que no tenemos conocimiento previo de estas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 18 =