La ley Sueca que permite el acceso público a la naturaleza

La ley Sueca que permite el acceso público a la naturaleza

Sirviendo como ejemplo para los demás países, Suecia tiene una ley que les permite a sus ciudadanos, y a todas las personas en general, que disfruten de la naturaleza con una libertad nunca antes vista

La ley Sueca que permite el acceso público a la naturaleza

La ley Sueca que permite el acceso público a la naturaleza

Demostrando por qué es que se le considera como uno de los países más desarrollados del mundo, Suecia saca a relucir la educación y civilización de sus ciudadanos con esta ley de Derecho de Acceso Público a la Naturaleza, llamada Allemansratten. Con esta ley, nadie puede evitar que disfrutes como te plazca de tu derecho a usar la naturaleza y el campo sueco, claro está sin causar daños hacia otros o al campo mismo. Esto brinda además la posibilidad de utilizar terrenos que pertenecen inicialmente a terceros, con la condición de que no estropees nada.

Para los suecos, la naturaleza es un regalo que debe ser disfrutado por todos sin distinguir dueño, le pertenece a todos por igual. Se pueden recoger las frutas que a uno le provoquen del árbol más cercano, sin que nadie reclame que aquellos frutos son de su propiedad. Se puede incluso organizar barbacoas en lugares específicos, disfrutando de paisajes hermosos y aspirando el aire más puro que pueda existir. Todo esto representa un derecho constitucional de los ciudadanos, y las cosas transcurren en la más absoluta armonía, sin causar disputas entre personas interesadas en adueñarse de terrenos u objetos.

No obstante, claro está que ciertos terrenos seguirán bajo la etiqueta de propiedad privada. Se deben evitar los terrenos cerca de las viviendas, por lo que podrían molestar a sus propietarios. Pero aún con estas ínfimas restricciones, las posibilidades son infinitas, y acampar se hace más fácil que nunca. Ahora, uno puede elegir el sitio que más le guste, verificar que no se está molestando a ningún propietario de alguna vivienda, y simplemente acampar, y disfrutar de las maravillas que la naturaleza nos tiene guardados.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer en la naturaleza de Suecia:

  • Pasear, montar en bicicleta o a caballo por caminos privados
  • Acampar durante la noche. Si quieres acampar más tiempo debes pedirle permiso al propietario.
  • Bañarte en las aguas de ríos o lagos, asi como también navegarlos, siempre y cuando estén fuera de la cercanía de viviendas.
  • Recoger flores, setas y bayas
  • Pescar con caña en la costa y en los cinco lagos principales
  • Hacer una fogata pequeña.

Pero, así como existen sus ventajas, también debe haber reglas para mantener el orden. Estas son las cosas que no puedes hacer:

  • Pasar por encima de terrenos arados, plantaciones, huertos o jardines.
  • Conducir vehículos de motor en la naturaleza
  • Hacer fuego si sopla mucho viento o si el clima es muy seco
  • Dañar árboles y arbustos
  • Recoger bayas, frutas que crezcan en plantaciones
  • Tirar basura en la naturaleza
  • Cazar, molestar o herir a los animales
  • Pescar sin permisos de lagos
  • Prohibido llevar a los perros sueltos entre el 1 de marzo y 20 de agosto.

Estas son algunas de las prohibiciones que hay. Pero son bastante insignificantes si tomamos en consideración las posibilidades que existen gracias a esta ley. Los amantes de los campamentos podrán hacer, con el debido permiso del propietario del terreno, de la naturaleza su hábitat, aprovechando todo lo que este puede ofrecerle.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =